Gráfico Semanal: Los 30.000 puntos, un nuevo hito para el Dow Jones

RENTA 4 BANCO
30 noviembre 2020


Img01

En una semana llena de noticias relevantes, entre otras la ruptura de las conversaciones de fusión entre los dos valores a los que dedicábamos nuestra sección hace siete días, el BBVA y el Sabadell, había muchos candidatos a ocupar nuestro Gráfico semanal. Pero es casi obligado elegir, entre ellos, al índice bursátil con más solera, el Dow Jones, que el pasado martes cerraba por primera vez en su historia por encima de los 30.000 puntos

Hace más de dos décadas, en 1999, poco antes del pinchazo de la burbuja de las punto com, en un libro publicado bajo el llamativo título "Dow 36.000", dos economistas americanos, James Glassman y Kevin Hassett, pronosticaron que el Dow llegaría a los 36.000 puntos a principios de la década de los dos mil, impulsado por una disminución de la prima de riesgo exigida a la renta variable en relación con los bonos.

La tesis era relativamente sencilla. Si descontamos los beneficios de las acciones del Dow, decían Glassman y Hassett, utilizando el tipo de interés del activo sin riesgo (bonos del Tesoro) pero eliminando la prima de riesgo que se añade a dicho tipo de interés, el valor del Dow debería ser de 36.000 puntos.

Los autores partían de la base de que, a largo plazo, los beneficios siempre crecen, y más aún los de empresas tan importantes como las treinta que forman parte del Dow Jones, y por tanto un inversor, incluso conservador, al que no le inquieten los vaivenes del corto plazo, debería comprar acciones sin incorporar la prima de riesgo. Lo decía cuando el Dow Jones apenas sobrepasaba los 10.000 puntos.

De alguna manera, ese planteamiento, que en aquel momento fue recibido con abierto escepticismo, que en algunos casos llegaba a la burla y al sarcasmo, es el que hoy están aplicando los inversores tras la pandemia.

El Dow Jones se renovó a fines de agosto de este año, incorporando tres valores de sesgo tecnológico (Salesforce, Honeywell y Amgen) en lugar de Exxon, Raytheon y Pfizer. Antes, en las revisiones de 2004, 2013 y 2015, el Dow se había modernizado incorporando valores como Apple, Visa, Goldman Sachs o Nike.

Hoy la composición del Dow tiene poco que ver con la originaria de 1882, cuando estaba compuesto solo por doce empresas, todas ellas industriales. Valores como Apple o Salesforce dan un claro sesgo tecnológico al viejo índice industrial, y han ayudado mucho a ese nuevo hito que acaba de conseguir el Dow Jones.

¿Qué hacer ante el Dow 30.000? ¿Es mejor vender y realizar beneficios o hay que comprar más para aprovechar la tendencia? Probablemente la respuesta depende de que nuestro enfoque sea a corto o a largo plazo.

Si pensamos en el largo plazo, como Glassman y Hassett lo hacían en 1999, lo mejor es comprar y olvidarse. Pero hay que saber que quienes invirtieron a mediados de enero del año 2000 con el Dow cerca de los 12.000 puntos, tras leer el libro de Glassman y Hassett, tuvieron que soportar que en el 2002 el Dow bajase de los 8.000 puntos y en marzo del 2009 el Dow bajase de los 7.000 puntos.

Una recomendación razonable es la de ir haciendo la cartera de inversión poco a poco, a lo largo del tiempo. Es preferible evitar movimientos bruscos en la cartera, de cero a cien o de cien a cero, y esa es seguramente la mejor recomendación también en estos momentos. La recomendación de resistir el miedo a quedarse fuera, y hacer las cosas con tranquilidad, sin precipitarse. Pero sabiendo que la historia nos dice que el largo plazo está a favor de la inversión en acciones.

Le recordamos que en nuestra web www.r4.com puede usted acceder, en las mejores condiciones y en tiempo real, a la gama más amplia de activos y de mercados, incluyendo futuros, opciones, CFDs, ETFs y Warrants sobre una amplísima variedad de instrumentos cotizados

Dptos. de Contenidos y Mercados de Renta 4
Tel: 91 398 48 05 Email: online@renta4.es


El presente artículo de opinión no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben. El inversor que tenga acceso al presente artículo de opinión debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo ya que éstos no han sido tomados en cuenta para la elaboración del presente artículo de opinión, por lo que debe adoptar sus propias decisiones de inversión teniendo en cuenta dichas circunstancias y procurándose el asesoramiento específico y especializado que pueda ser necesario.

El contenido del presente documento así como los datos, opiniones, estimaciones, previsiones y recomendaciones contenidas en el mismo, han sido elaborados por Renta 4, con la finalidad de proporcionar a sus clientes información general a la fecha de emisión del artículo de opinión y está sujeto a cambios sin previo aviso. Este documento está basado en informaciones de carácter público y en fuentes que se consideran fiables, pero dichas informaciones no han sido objeto de verificación independiente por Renta 4 por lo que no se ofrece ninguna garantía, expresa o implícita en cuanto a su precisión, integridad o corrección.

Renta 4 no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni puede servir de base a ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.

Renta 4 no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida directa o indirecta que pudiera resultar del uso de este documento o de su contenido. El inversor tiene que tener en cuenta que la evolución pasada de los valores o instrumentos o resultados históricos de las inversiones, no garantizan la evolución o resultados futuros.

El precio de los valores o instrumentos o los resultados de las inversiones pueden fluctuar en contra del interés del inversor incluso suponerle la pérdida de la inversión inicial. Las transacciones en futuros, opciones y valores o instrumentos de alta rentabilidad (high yield securities) pueden implicar grandes riesgos y no son adecuados para todos los inversores. De hecho, en ciertas inversiones, las pérdidas pueden ser superiores a la inversión inicial, siendo necesario en estos casos hacer aportaciones adicionales para cubrir la totalidad de dichas pérdidas.

Por ello, con carácter previo a realizar transacciones en estos instrumentos, los inversores deben ser conscientes de su funcionamiento, de los derechos, obligaciones y riesgos que incorporan, así como los propios de los valores subyacentes de los mismos. Podría no existir mercado secundario para dichos instrumentos.

Cualquier Entidad integrante del Grupo Renta 4 o cualquiera de las IICs o FP gestionados por sus Gestoras, así como sus respectivos directores o empleados, pueden tener una posición en cualquiera de los valores o instrumentos a los que se refiere el presente documento, directa o indirectamente, o en cualesquiera otros relacionados con los mismos; pueden negociar con dichos valores o instrumentos, por cuenta propia o ajena, proporcionar servicios de asesoramiento u otros servicios al emisor de dichos valores o instrumentos, a empresas relacionadas con los mismos o a sus accionistas, directivos o empleados y pueden tener intereses o llevar a cabo cualesquiera transacciones en dichos valores o instrumentos o inversiones relacionadas con los mismos, con carácter previo o posterior a la publicación del presente artículo de opinión, en la medida permitida por la ley aplicable.El Grupo Renta 4 Banco tiene implementadas barreras de información y cuenta con un Reglamento Interno de Conducta de obligado cumplimiento para todos sus empleados y consejeros para evitar o gestionar cualquier conflicto de interés que pueda aflorar en el desarrollo de sus actividades.

Los empleados de Renta 4, pueden proporcionar comentarios de mercado, verbalmente o por escrito, o estrategias de inversión a los clientes que reflejen opciones contrarias a las expresadas en el presente documento.

Ninguna parte de este documento puede ser: (1) copiada, fotocopiada o duplicada en ningún modo, forma o medio (2) redistribuida o (3) citada, sin permiso previo por escrito de Renta 4. Ninguna parte de este artículo de opinión podrá reproducirse, llevarse o transmitirse a aquellos países (o personas o entidades de los mismos) en los que su distribución pudiera estar prohibida por la normativa aplicable. El incumplimiento de estas restricciones podrá constituir infracción de la legislación de la jurisdicción relevante.

El sistema retributivo del autor/es del presente artículo de opinión no está basado en el resultado de ninguna transacción específica de banca de inversiones.


RENTA 4 BANCO
Email: amatia@renta4.es
Compartir en: